miércoles

De la palabraal silencio

No se trata de hablar,
ni tampoco de callar:
se trata de abrir algo.


Entre la palabra y el silencio
Quizá cuando haya transcurrido todo,
tambiénentre la palabra y el silencio,
quede esa zona abierta
como una esperanza hacia atrás.



Y tal vez ese signo invertido
constituya un toque de atención
para este mutismo ilimitado
donde palpablemente comienzo a hundirme.

La espera me agota y desanima


Cansada sobre todo
de estar siempre conmigo misma
de hallarme cada día
cuando termina el sueño.
Saber que ya no vuelve
el amor que hasta ayer sostenía
mis sueños y delirios,
y mas allá de todos los ruidos
solo mequeda esperar tu olvido..

viernes

Hay una brisa suelta que me rosa y aletea,
una imagen, cierto espacio, un mundo con una puerta ancha.
Sobrecogido el corazón, vuela el pensamiento
…compases muy suaves rasgan la noche y en medio de la luz citadina ciertas dudas que dormían desaparecieron de mi universo.
Y entre voces, otra vez llovió sobre la planta de mi alma...mi boca quedo un segundo ahogada.
Fueron lágrimas de adentro y el cruce de miradas una comunión sagrada… ahora bendigo ese momento.
 
“necesitar”,  estar arraigado a un cariño verdadero que marcha miles de kilómetros ajenos, aun así lo sabemos cierto, imperecedero, a vuelo viento y me atrevo a decir sin alas…
¿Acaso no ha volado tan alto que es tan etéreo y es capaz de conectar las almas burlando al tiempo?
 
Todavía me emociono si recuerdo  palabras, todavía me cuesta escribirte y desconectar el alma, pero es como mejor se llegar y decirte que también necesito de tu afecto, de esta amistad honesta, como tantas veces lo he hecho, asi, de este modo, escribiéndolo, girando en ése…
” Por si acaso no me olvido, por si acaso estas conmigo” por que nada sucede por casualidad.
Sin duda que somos un mundo aparte, tal vez donde no quepa nadie más, no lo se, ambos conocemos la poesía y su lenguaje, su entrelinea mas escondida y eso quizás nos haga ver la vida de una manera diferente… tampoco lo se.
Lo que si estoy segura es que te quiero conmigo tal y como eres, mi amigo del alma, como tú dices… mi otra mitad.
Nadie logro saber tanto de mí ni yo he depositado mi confianza en alguien como contigo, qué ni me guardo ni el punto ni la coma de mi vida.

jueves

A TI QUE YA NO ESTAS

Nuevamente mis palabras acuden a ti,
se adentran por tus ojos dormidos
queriendo ser tactos míos 
para dibujar los ritmos de tu latido.
 
Las yemas de mis dedos van anotando despacio,
el nuevo crecer de mi pensamiento,
buscando habitarte en tu estrella de inmensurable luz;
desleerrme en ti entera, 
para entregarme a esa dulce quietud de tu sueño.

Anoche, antes de dormir te pronuncié
y fui dibujando mi sentir con palabras,
palabras que te acariciaban y ocupaban un lugar,
lugar tuyo en el que me quería quedar
por tanto deseo mío de querer sentirte dentro de mi.
.
Hoy nada más llegar te rebauticé y hasta puse una curiosa pila
bautismal de imagen.
El bautizarte es estrenarte cada día como si estuvieras ahí
...bajo el agua redonda de mis ojos,
infinita y amorosamente me surgen sonidos nuevos
y te confieso que mi cara se viste siempre de diáfanas sonrisas,
nunca de tristeza, no... por que tu luz se irradia y mi vida se completa
y mas, cada vez que me asomo a la imagen tuya
y te vuelves otra vez un bálsamo que cura,
un remanso para mi alma
sin dejar que la nostalgia se ocupe de mi.
 
Ay amor!
Como quisiera seguir el influjo de la Luna allá en lo alto y apurar la noche
para sentir mas fuerte el combate que se libra en el espacio y en mi alma que te sabe dormido,
y esta alma mía queriendo ser ave y subir y acercarse despacito
velar tu sueño... murmurando un bello concierto de notas musicales.
 
 Imposible me fue escribir en tus ojos mis palabras nocturnas.
Pero ahora, cuando todavía no ha amanecido, el influjo de la Luna sigue en
lo alto y es una ayuda para apurar la noche y querer sentir más fuerte
el combate
 
Alma mía que nada hacia tu noche y deja que la delicia
busque las alas de tu suave piel, de tu infinito cuerpo desnudo que
pienso navega hacia lo alto como "ave" que, cogida, tiembla; que le
encanta volar esperando la caricia de otras alas que incendien la
noche y la hagan llama entre sus brazos hasta que llegue la aurora.
Cuanto me atrae ese vuelo, , tanto porque parece que es la única
forma de flotar más acá del sueño. Ese volar flotante es como navegar,
como hacer el amor dejándose llevar...y yo me dejo llevar en el vuelo
que me acerca al nocturno vuelo de tu noche para, entre la suavidad de
tus alas, sentir cómo amaneces cuando te despierten mis besos.